"Las Malvinas Son Argentinas: 40 años"
"2021: Año del 45 aniversario del Golpe de Estado Genocida Cívico-Militar, por Memoria, Verdad y Justicia"
"2020: 65 años del Nacimiento de la Provincia del Neuquén"

Sbado 03 de Diciembre del 2022

   
   
  
   

Determinaron pena de responsable de gromming

 

10-03-2020

 

Neuquén – Un hombre que fue juzgado por el delito de grooming por pedido de la fiscal del caso Laura Pizzipaulo, fue condenado a una pena de prisión condicional y se le fijaron diversas pautas de comportamiento durante un plazo de dos años.

 

La decisión fue tomada hoy durante una audiencia de determinación de pena realizada en la ciudad de Zapala. La fiscal del caso requirió una pena de 15 meses de prisión de cumplimiento condicional, además de pautas de conducta entre las que figuraron la prohibición de acercamiento a la víctima; y la obligación de realizar una consulta médica para determinar si requiere tratamiento psicológico o psiquiátrico.

 

El delito prevé una pena que oscila entre los seis meses y los cuatro años de prisión. El hombre declarado responsable penal no tiene antecedentes penales y no obstaculizó el desarrollo de la investigación, razones por las cuales la fiscal del caso tuvo que atenuar el pedido del monto de prisión.

 

El juez de garantías que dirigió la audiencia finalmente fijó la pena en un plazo de 12 meses de prisión condicional e hizo lugar a las pautas planteadas por la fiscal, entre otras que determinó.

  

El acusado, L. A, fue juzgado y declarado responsable por enviar mensajes de contenido sexual a una adolescente menor de edad en la ciudad de Zapala.

 

El juicio se desarrolló en tres jornadas a principios de diciembre pasado. La representante del Ministerio Público Fiscal lo imputó por el delito de grooming en calidad de autor (artículos 131 y 45 del Código Penal).

 

La teoría del caso que presentó la fiscalía en el alegato de apertura del juicio, fue que el hecho ocurrió en la ciudad de Zapala en el período comprendido desde el 10 de agosto de 2018 al 10 de octubre del mismo año. El imputado comenzó enviándole mensajes de texto a una adolescente a través de WhastApp. Lo hizo con el propósito de cometer delitos contra la integridad sexual. Con el tiempo los mensajes subieron de tono y posteriormente le solicitaba fotos a la víctima.

 

Tras la producción de pruebas, la declaración de los testigos y los alegatos de las partes, el juez de garantías que intervino en el juicio resolvió declarar a L.A, autor penalmente responsable del delito de grooming en perjuicio de una menor.

 

Durante el desarrollo del juicio, la fiscal del caso Laura Pizzipaulo estuvo acompañada por la asistente letrada Margarita Ferreyra.