"Las Malvinas Son Argentinas: 40 años"
"2021: Año del 45 aniversario del Golpe de Estado Genocida Cívico-Militar, por Memoria, Verdad y Justicia"
"2020: 65 años del Nacimiento de la Provincia del Neuquén"

Sbado 03 de Diciembre del 2022

   
   
  
   

Será juzgado por amenazas, desobediencia y lesiones agravadas

 

22-08-2019

 

Neuquén- Por pedido del fiscal del caso Marcelo Jofré, un hombre, M.D.C, será juzgado ante un tribunal unipersonal acusado por amenazar y golpear a su expareja, además de desobedecer una orden judicial en la ciudad de Zapala.

 

El hombre llegará a juicio acusado por los delitos de amenazas simples, lesiones leves agravadas por el vínculo en concurso ideal con desobediencia a una orden judicial todo ello en concurso real en calidad de autor y en un contexto de violencia física contra la mujer (artículos 149 bis, 89 en función del 92, 80, incisos uno, once ,55 y 45 del Código Penal). Como la expectativa de pena es inferior a tres años, desde la fiscalía se solicitó que intervenga un tribunal unipersonal.

 

La teoría que buscará demostrar el Ministerio Público Fiscal durante el juicio es que el hecho ocurrió el 5 de diciembre del 2018, aproximadamente a las 3. El imputado ingresó al domicilio de su expareja, con la que convivió. De forma violenta comenzó a reclamarle cosas, posteriormente la tomó del cuello y amenazó con matarla.

 

Además se le atribuye que el 8 de marzo de este año, aproximadamente a las 14:30, el hombre mientras estaba en la casa de su expareja, en la localidad de Zapala, luego de una discusión y en forma violenta, la tomó del cabello y la golpeó provocándole diversas lesiones.

 

El fiscal del caso sostuvo que el hecho fue realizado con “conocimiento, voluntad de no cumplir y omitir la conducta exigida por la jueza del Juzgado de Familia de la ciudad de Zapala”, quien con fecha 6 de diciembre del 2018 resolvió disponer medidas cautelares por el termino de 90 días. Las mismas consisten en prohibir actos de violencia, perturbación y/o intimidación (directa o indirectamente) contra la denunciante y su grupo familiar, ya sea en forma personal o por terceros y por cualquier medio. Así como también el contacto con la víctima y acercamiento a la misma a un radio de doscientos 200 metros, bajo apercibimiento de aplicársele de uno a cinco años de arresto por cada acto de desobediencia a la presente medida.

 

“Dichas conductas se desarrollaron en el marco de violencia contra la mujer, violencias progresivas y separadas en el tiempo, afectándose, con esta conducta, el derecho de la víctima a una vida libre de violencia”, planteó el representante del Ministerio Público Fiscal.

 

El fiscal del caso hizo saber al juez que por dicha desobediencia se solicitó e impuso la prisión preventiva al imputado por el plazo de 30 días, la cual un tribunal revisor la convirtió en una detención domiciliaria.

 

El juez de garantías a cargo de la audiencia avaló el pedido de la fiscalía y dispuso abrir la etapa de juicio ante un tribunal unipersonal. La Oficina Judicial deberá fijar fecha y hora de las audiencias.