"Las Malvinas Son Argentinas: 40 años"
"2021: Año del 45 aniversario del Golpe de Estado Genocida Cívico-Militar, por Memoria, Verdad y Justicia"
"2020: 65 años del Nacimiento de la Provincia del Neuquén"

Martes 27 de Septiembre del 2022

   
   
  
   

Incumplió restricción de acercamiento y quedó detenido

 

 

09-05-2022

 

Neuquén – En una audiencia realizada el viernes, la fiscal del caso Marina Díaz solicitó que un hombre, A.E.F, acusado por haber abusado sexualmente en reiteradas oportunidades de una niña de su entorno familiar, quede detenido con prisión preventiva. Los hechos ocurrieron en la ciudad de Zapala.

 

El hombre se encuentra acusado por el delito de abuso sexual simple bajo la modalidad continuada, en calidad de autor (artículos 119, primer párrafo; 55 y 45 del Código Penal).

 

Durante la audiencia realizada el viernes, la representante del Ministerio Público Fiscal acusó a A.E.F de incumplir una serie de medidas cautelares que oportunamente fueron dispuestas por un juzgado de Familia.

 

Explicó que se trata de órdenes notificadas en noviembre de 2021 y que consistían en la prohibición de acercamiento en un radio no menor a 200 metros por un plazo de 180 días. Tampoco podía establecer ningún tipo de contacto (ni perturbar o ejercer actos de violencia), tanto respecto de la víctima como con su familia. Además, en el caso de coincidir en un mismo lugar, el imputado debía retirarse de inmediato.

 

Según afirmó la fiscal del caso, en abril pasado, el imputado fue hasta la iglesia a la que concurre la víctima, frenó el auto y la miró, “causándole pánico”, por lo que solicitó la prisión preventiva del imputado por el término de 45 días.

 

El pedido estuvo fundado en el peligro procesal de integridad de la víctima y en el de entorpecimiento de la investigación. “Las demás medidas son insuficientes para cautelar el proceso y hay elementos suficientes para considerarlo autor”, afirmó la fiscal.

 

Por último, la funcionaria agregó que el 4 de abril se realizó la audiencia de control de acusación en la que se dispuso, por pedido de la fiscalía, la intervención de un tribunal colegiado, teniendo en cuenta que la expectativa de la pena es superior a tres años de prisión.

 

La defensora de los Derechos del Niño y el Adolescente, que intervino como querellante institucional en representación de la víctima, adhirió al pedido de la fiscalía.

 

La jueza a cargo de la audiencia, luego de escuchar a las partes, dispuso la prisión domiciliaria para el imputado hasta que finalice el juicio, que tiene previsto desarrollarse durante los días 8, 9 y 10 de junio. Además, ordenó la prohibición de contacto por sí o por terceros tanto hacia la víctima como la de su entorno familiar.

 

El caso:

De acuerdo con la investigación del Ministerio Público Fiscal, los hechos ocurrieron entre los años 2012 y 2013, cuando la menor vivía en la casa pegada a la de sus familiares, donde vivía el imputado y cuando utilizaba su baño.

Una mañana del año 2012, el imputado la esperó afuera del baño y con engaños la llevó hasta su habitación donde cometió los abusos. Los hechos continuaron con la misma modalidad.

En el año 2013 los abusos ocurrieron los fines de semana, en una ocasión cuando el imputado la tomó por la fuerza y la llevó a su dormitorio, y en otra ocasión cuando la víctima se dirigió al baño y por la fuerza también la llevo a su habitación continuando con los abusos.

Todos estos tocamientos ocurrieron entre los años 2012 y 2013, en diferentes ocasiones, en el interior de la vivienda del imputado.