"Las Malvinas Son Argentinas: 40 años"
"2021: Año del 45 aniversario del Golpe de Estado Genocida Cívico-Militar, por Memoria, Verdad y Justicia"
"2020: 65 años del Nacimiento de la Provincia del Neuquén"

Martes 27 de Septiembre del 2022

   
   
  
   

Reformulan cargos por lesiones en contexto de violencia de género

 

27-12-2021

 

Neuquén - En una audiencia de reformulación de cargos realizada hoy mediante videoconferencia, el asistente letrado Eduardo Dedominichi acusó a un hombre, L.R.P, por golpear y lesionar a su expareja en una localidad cercana a Zapala.

 

Los delitos que la fiscalía le atribuyó al imputado son lesiones leves agravadas por mediar una relación de pareja y por haberse desplegado dentro de un marco de violencia de género, y desobediencia a una orden judicial (dos hechos), todo en ello en concurso real, (artículos 89 en función del 92, 80 inciso 1° y 11°, 239 y 45 del Código Penal).

 

Durante la audiencia de reformulación de cargos, el representante del Ministerio Público Fiscal amplió los detalles sobre el modo en que ocurrieron los hechos.

 

De acuerdo con la investigación de la fiscalía, el primer hecho ocurrió el 29 de agosto pasado, aproximadamente a la 1.00 de la madrugada. El imputado, L.R.P, en un contexto de violencia de género, agredió físicamente a su expareja provocándole lesiones dentro de la vivienda que compartían en una localidad cercana a Zapala.

 

Luego, los días 1 y 2 de septiembre, el imputado realizó llamados telefónicos a su ex pareja y le manifestó “que iba a volver a la casa, y que no le importaba ir preso”, violentando con este accionar la orden judicial dispuesta por una Jueza de Paz, que luego fue ratificada el 3 de septiembre por el Juzgado de Familia de Zapala, donde se le prohibía ejercer actos de violencia, perturbación, intimidación, ya sea directa o indirectamente, incluyendo llamados telefónicos, mensajes de texto, whatsapp y/o redes sociales hacia la víctima y miembros de su grupo familiar.

 

La diferencia respecto de la formulación de cargos original tiene que ver con que, de acuerdo con la teoría del caso que pudo profundizar la fiscalía, el acusado incurrió en dos hechos de desobediencia de una orden judicial y no solo en uno. Ese cambio implica un agravamiento en la acusación.

 

La jueza de garantías a cargo de dirigir la audiencia avaló el requerimiento de la fiscalía y tuvo por reformulados los cargos en los términos solicitados. Además, la magistrada fijó el plazo para realizar la investigación en cuatro meses, al igual que las medidas cautelares aplicadas en la formulación de cargos realizada el 7 de octubre pasado: la prohibición de acercamiento en un radio menor a 200 metros, al domicilio y lugares habituales de concurrencia, prohibición de contacto por sí o por interpósita persona y prohibición de ejercer actos de violencia o perturbación hacia la víctima.