Miercoles 11 de Diciembre del 2019

   
   
  
   

Lo condenan a 15 años de prisión por homicidio, robo y estrago

 

06-11-2019

Neuquén –
 Marcos Fontán Guzmán fue condenado a 15 años de prisión de cumplimiento efectivo por el homicidio de Matías Lozano. El hecho ocurrió en la ciudad de Neuquén, en noviembre de 2018.

 

Durante el juicio de cesura la fiscal del caso Eugenia Titanti había requerido que la pena sea de 20 años de prisión. La funcionaria de la fiscalía señaló como agravantes que la víctima recibió 17 puñaladas, estaba desarmado en su casa, presentaba lesiones de defensa y agonizó entre 2 y 3 horas, entre otras.

 

El delito por el cual un Jurado Popular declaró por unanimidad, autor penalmente responsable a Fontán Guzmán es homicidio simple, en concurso real con robo y estrago doloso (artículos 79, 164, 186, inciso 1 y 4, 45 y 55 del Código Penal).

 

El juez técnico que intervino durante los juicios de responsabilidad y de imposición de pena, dio a conocer la condena a la que arribó luego de deliberar por 48 horas. El magistrado comunicó que remitirá electrónicamente la sentencia completa con todos los argumentos mediante los cuales fijo la pena, dentro del plazo legal de cinco días hábiles.

 

La teoría del caso de la fiscalía fue que el hecho ocurrió 28 de noviembre de 2018, entre la 1 y las 4 de la madrugada. Ocurrió en el domicilio de la víctima, Matías Lozano, ubicado en un edificio del alto de la ciudad de Neuquén. El acusado y Matías Lozano, estaban juntos en forma consentida. En un determinado momento el imputado le dio 17 puñaladas que le provocaron la muerte como consecuencia de una hemorragia interna. Luego, robó diversas pertenencias, como ropa, una computadora, la billetera y documentación personal, roció con líquidos inflamables y solventes distintos ambientes de la vivienda y el cuerpo de la víctima poniendo en peligro la vida de las personas que se encontraban en los demás departamentos.

 

Para salir del edificio, Fontán Guzmán rompió la puerta del ingreso principal y luego fue hacia un colegio secundario ubicado a menos de dos cuadras. Allí dejó en las inmediaciones, valijas y bolsos en los que tenía los bienes sustraídos y en una zona de pastizales cercana se deshizo de una mochila que posteriormente se constató que contenía documentación personal a nombre del imputado, además de llaves y vestimentas.

 

En la audiencia de determinación de  la pena, el abogado querellante Luis María Varela que intervino en representación de los familiares de Matías Lozano, había requerido 22 años de prisión para el imputado.

 

La fiscalía de Homicidios conformó un equipo de trabajo para este caso, integrado por el fiscal jefe Juan Agustín García la fiscal del caso María Eugenia Titanti, los asistentes letrados Verónica Zabala y Bruno Miciullo y el agente Federico Puisegur.

"Año del centésimo trigésimo aniversario del nacimiento del Dr. Gregorio Álvarez"